Blogia
Encanto del silencio

TRAVESÍA A SIHUAS

TRAVESÍA A SIHUAS

 

    Llegará el sol como hormiga gigante

cuando la mañana cuartee el camino  

por las escarpas  majestuosas y lacias

escuchando los cantos de pacchas

de luz blanca, en el viaje que despunta.

 

   Las pacchas que musitan en bajadas,

cristalinas, aromadas por viento azul

van urdiendo colores y burbujas de cerca,

 sus claras frescuras andarinas y andinas,

 sobre la pendiente lejana y fragosa, silban

 como corno de gigante con roja melena.

 

   Sentados y en movimiento de carros

atrapados en farallones de tierra y piedra

embrujados por el clamor de la travesía

subiremos y bajaremos por curvas

indecisas, por gargantas desoladas,

emponchados de abismos y tunales.

 

   Al costado de río sonriente  y acascabelado, 

por el borde paralelo en desfile de molles

por largas veredas terrosas, iluminadas

por el canto y poesía de eucaliptos

pasaremos entre bríos de aire: el puente

"Arguedas", el nexo metálico y anaranjado

de Sihuas y Perú, de Sihuas pujante.

 

   Primero, antiguo barrio de Chasqui

con su plaza de corazón antañoso,

arriba, el moderno Pingullo, agitado

en el trajín de negocios,palmeras y vidrios.

Más allá "Aqo" , recuerdo de Estete.

Al final "Mitobamba", arcilla de Ande.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres