Blogia
Encanto del silencio

Amada ideal

Esta vez transcribimos una poesía de ERA,

posible seudónimo del bardo piscobambino,

Darío E. Durand. Apareció en la revista

"Piscobamba", en 1965.

 

                 Comarca natal de poeta


Tú vives en las purezas de tu ser,

en tus vacíos, tus ausencias, 

tan sutil e impercetible

 que no te conozco.

Tomas la formas de la palabra sin sonido

con que te nombro,

y te diluyes en el aire

como el humo zigzagueante

de mi cigarro.

Soberana imperceptible

de mis nocturnales pensamientos,

te vas,

para más tarde volver de nuevo.

Te vienes,

para mañana salir de nuevo

estripitosa y loca

como un suspiro aleve.

Me miras

y sonríes,

sin gestos, callada y queda,

a escondidas

bajo la sombra de lo absurdo

donde te pierdo siempre.

Y desde allí me llamas

con una extraña voz que canta:

¡Ven...ven que te amo tanto!

Así enternecida...desesperada,

como una madre,

desde los coágulos de mi sangre,

desde el estértoreo gemido

de mi corazón.

Te mueves y respiras aquí,

donde no estoy yo mismo,

donde estoy soñando absorto

con las lágrimas cuajadas,

en un paréntesis ¡Nada!

Todo es sielencio, soledad y llanto,

sin gestos ni sonrisas,

en ausencias, en vacíos

desde mí por dentro.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres